Repudio a las expresiones del diputado Luis Juez

El Colegio de Profesionales en Servicio Social de la Provincia de Córdoba, a través de su Comisión de Géneros y Diversidad Sexual, expresa su más enérgico REPUDIO a las expresiones de Luis Juez, actor político de nuestra provincia, actualmente ocupando una banca como Diputado del bloque “Juntos por el Cambio”.

En sus dichos, hace alusión a los “penes de madera” que el Ministerio de Salud de la Nación recientemente decidió incorporar como parte de los recursos pedagógicos que demanda la aplicación del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable (existente desde 2002), aludiendo a “probarlos” en otras personas. Lo que dijo es una expresión concreta de violencia y una apología de la violación.

Lo expresado por el funcionario no es casual, en una sociedad con vacancia de perspectiva de género, donde la implementación de las políticas públicas vinculadas a la salud sexual integral se ve obstaculizada. Luis Juez se suma a las manifestaciones que en la última semana intentaron ridiculizar la compra de un recurso para educar y prevenir infecciones de transmisión sexual (ITS), en un contexto donde, según los últimos informes epidemiológicos nacionales, 136 mil personas en nuestro país conviven con VIH y alrededor de 23 mil personas desconocen su diagnóstico, además de existir desde el 2015 un exponencial aumento de casos de sífilis, teniendo como grupo etario de mayor incidencia el de 14 a 25 años.

La resistencia a la Salud y la Educación sexual integral se renueva y es protagonizada por diversos actores que se proclaman y accionan históricamente en contra de los derechos de las mujeres y disidencias sexogenéricas. Probar un pene de madera en otro cuerpo refiere a una metáfora sobre el acto de violación. Esta reproducción concreta de la “cultura de la violación”, en una sociedad en la que dolorosamente miles de niñes y adultes son victimizades por abusos sexuales, es gravísima.

Finalmente, no es la primera vez que Luis Juez expresa dichos discriminatorios y violentos, por ello, y considerando que la Ley Micaela se encuentra en plena vigencia, consideramos necesario un pedido público de disculpas de su parte, como así también la urgente aplicación de algún tipo de sanción efectiva, según los principios éticos que regulan el ejercicio de la profesión que él detenta.

Como profesionales del Trabajo Social, reivindicamos el derecho a una salud sexual integral y plena, en cumplimiento de las normativas nacionales y jurisdiccionales vigentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola.
¿En que podemos ayudarte?
Powered by