Preocupación por los incendios que sufre la provincia y las consecuencias socioambientales de los mismos

Declaración de la Comisión de Ambiente y Sociedad del Colegio de Profesionales de Servicio Social de la Provincia de Córdoba

En representación del colectivo de profesionales declaramos nuestra preocupación por los incendios que sufre la provincia y las consecuencias socioambientales de los mismos.

Diverses académiques y organizaciones sociales desde hace más de una década vienen advirtiendo las consecuencias que la destrucción del ecosistema del monte nativo cordobés tiene para la vida misma, La de la cobertura boscosa tiene consecuencias inmediatas entre ella la retención de suelo, más aún teniendo en cuenta la próxima temporada de lluvias y también consecuencias a mediano y largo plazo como es la afectación del resto de servicios ambientales como es la calidad del agua, la pérdida de diversidad de especies que afecta fundamentalmente las economías campesinas. Les pequeñes productores apícolas es un ejemplo de ello, como o es les pequeñes y medianos productores ganaderos.

Esos servicios ambientales, quizás poco valorados, en las ciudades por las dinámicas urbanas son sostén para la vida misma. La convivencia con una pandemia que afectó gravemente a les ciudadanes que trabajan de manera particular, se verá agravada por la pérdida de calidad de vida por convivir con un ecosistema que ha sido destruido por la quema de los escasos reservorios de bosque nativo que quedaban en la Provincia, en buen y mediano estado de conservación. Recordemos que muchos sectores quemados estaban en procesos de restauración sostenida fundamentalmente gracias a las luchas sociales para que así suceda, evitando su cambios de uso del suelo.

En las ciudades, especialmente la capital Provincial, se verán los efectos de la pérdida de calidad de agua potable, la migración de aves y aumento de la vulnerabilidad ante posibles inundaciones (en particular en las Sierras Chicas y Punilla) en el verano. Pero lo principal, posiblemente sea la modificación del uso del suelo para producción agropecuaria industrial y urbanizaciones privadas en donde hasta hace unos días existía monte nativo. El correlato es concentración de territorio en pocos, los cuales modifican y destruyen el ecosistema que contiene a las mayorías.

En cumplimiento de nuestra labor profesional institucionalizada por ley Provincial N° 7341 y 7342, que tiene como premisa la defensa irrestricta de los Derechos Humanos; adherimos y reivindicamos la demanda que se impulsa desde actores sociales directamente afectados para que se cumpla la Ley Nacional N°27353 (Art. 22 Bis), que dice:

“En caso de incendios de superficies de bosques nativos, cualquiera sea el titular de los mismos, no podrán realizarse modificaciones en el uso y destino que dichas superficies poseían con anterioridad al incendio, de acuerdo a las categorías de conservación asignadas por el ordenamiento territorial de los bosques nativos de la jurisdicción correspondiente, elaborado conforme a la ley 26.331. Los bosques no productivos abarcados por la ley 13.273 serán asimismo alcanzados por la restricción precedente.”

Cabe recordar que la Ley 26331 en su artículo 40 establece “En los casos de bosques nativos que hayan sido afectados por incendios o por otros eventos naturales o antrópicos que los hubieren degradado, corresponde a la autoridad de aplicación de la jurisdicción respectiva la realización de tareas para su recuperación y restauración, manteniendo la categoría de clasificación que se hubiere definido en el ordenamiento territorial.”

Dando cuenta de ello la ley 9814 de ordenamiento territorial de bosques nativos de nuestra provincia, en su artículo 30 también prohíbe el cambio de uso del suelo en caso de incendios y la obligación de políticas de restauración cuando esos eventos ocurran.

Asimismo sostenemos que un plan de restauración debe sostenerse en criterios científicos técnicos donde la participación de profesionales de distintas disciplinas en una condición para su efectividad. La restauración debe ser la vez un proceso participativo involucrando a diversos sectores de la sociedad, como condición para su sostenibilidad.

En conjunto con esto, cabe destacar que es menester bregar en incidir en que tanto las legislaciones como las políticas públicas actuales se enmarquen de manera real y contundente en los tratados y acuerdos internacionales en materia ambiental. Sólo por mencionar los más recientes e importantes, Argentina ha ratificado su adhesión a los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), así como al Acuerdo Regional sobre Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe (Acuerdo de Escazú).

Les Trabajadores Sociales de la Provincia de Córdoba, como profesionales que intervenimos directamente en las problemáticas sociales, económicas y de salud (entre muchas otras especificidades) entendemos que la afectación ambiental y del hábitat de la sociedad, tiene una directa correlación con la satisfacción de derechos y posibilidades de desarrollo como sujetos individuales y colectivos; por lo que se trata de una responsabilidad indelegable del Estado y de quienes ejercen el gobierno constitucional garantizar las condiciones estructurales para la protección de la población y el ambiente en el cual se dan las condiciones de reproducción social.

Así mismo, nos ponemos a disposición de la sociedad y de las autoridades para ser parte de las soluciones.

Córdoba, 26 de septiembre de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola.
¿En que podemos ayudarte?
Powered by