Sólo un día no es suficiente, pero es importante

25 de Noviembre- Día internacional de la Eliminación de las Violencias Contra las Mujeres

???? Sólo un día no es suficiente. Pero es importante.

Y sin quitarle valor al eje principal de la conmemoración, nos conmina a parar, a repensar qué hacemos en lo cotidiano y en lo institucional para disminuir la violencia hacia las mujeres… sobre todo cuando nuestro colectivo es mayoritariamente femenino… cuando desde la institución que nos nuclea tenemos por función respecto de ese colectivo asumir su defensa y protección en el ejercicio de su profesión, en los planos éticos, técnico, económico y social.

Pensar en todas las oportunidades en las que hemos recibido las demandas de las colegas para acompañar sus reclamos…reclamos por demoras en percibir sus honorarios, por no contar con obra social, aportes jubilatorios, licencias por enfermedad, por maternidad, vacaciones pagas, por ser contratadas como monotributistas o becarias por extensos períodos de tiempo por las administraciones estatales o tercerizaciones vía fundaciones u ONGs.

Por falta de concursos de ingreso a la administración pública, y la imposibilidad de hacer carrera administrativa, de acceder a cargos de conducción o jefatura. Por la imperiosa necesidad de incrementar sus honorarios o sueldos. Para que dejen de exigirles “devolver” meses gozados de licencia por maternidad, sin percibir aportes monetarios de ninguna especie, ni obra social.

Para evitar ser contratadas por tiempo/prestaciones/honorarios mínimos y que los centros de privados de salud/rehabilitación puedan categorizar por contar con ellas entre sus prestadores a fin de cumplir con la ley.

Para ser reconocidas como prestadoras de salud por las obras sociales y la superintendencia de seguros de salud.
Para que la justicia les pague en tiempo y forma su tarea pericial y que no las conminen a realizar informes para la justicia sin reconocimiento monetario.

Para que les reconozcan la tarea de riesgo, les otorguen seguro de accidentes y ART; para que no les obliguen a realizar tareas profesionales para diferentes organismos sin reconocer la especificidad de su lugar de trabajo.

Para que el pluriempleo y la autoexplotación no sean la única opción de vivir del trabajo social.

Para que el ejercicio profesional en equipos profesionales interdisciplinarios sea en igualdad de oportunidades y categorías profesionales.

Para contar con protocolos de intervención y supervisión disciplinar cuando ejercen al límite de su capacidad en situaciones de extrema exposición.

En definitiva, este 25 de Noviembre, día internacional de eliminación de las violencias hacia las mujeres, nos encuentra como Colegio de Profesionales, sumides en la firme e inagotable tarea colectiva y cotidiana de luchar contra una de tantas violencias hacia nuestras profesionales, nuestras colegas, nuestras mujeres: la violencia laboral.

Colegio de Profesionales en Servicio Social de la Provincia de Córdoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola.
¿En que podemos ayudarte?
Powered by