POR EL DERECHO A LA SALUD EN TODAS PARTES

Desde el CPSSPC, entendemos a la salud como un proceso multidimensional que varía a lo largo de la vida, en donde se busca lograr el mayor grado de autonomía y bienestar posible. Esto incluye aspectos físicos, psíquicos y sociales, con atravesamientos históricos, políticos y culturales.

Comprendiendo la integralidad de la Salud, repudiamos todas aquellas políticas sociales que restringen el acceso a Derechos de la población y que impiden el acceso universal a sistemas sanitarios y educativos de todes, tales como el recorte de Pensiones Nacionales No Contributivas, la implementación del Certificado Médico Digital sin asegurar las herramientas necesarias ni la formación de los agentes que deben utilizarlo, la eliminación de Programas de Empleo de mujeres atravesadas por situaciones de violencia de género, la disminución de presupuesto destinada a la provisión de medicamentos y métodos anticonceptivos en instituciones públicas, los recortes en las coberturas del PAMI, entre otras.

Nos manifestamos en contra de todo tipo de violencia institucional en instituciones sanitarias, tales como: malos tratos, asesoramientos errados sobre gestión de turnos, acceso a estudios, recursos; desinformación a las personas sobre su situación para acompañar la toma de decisiones autónoma entre las alternativas existentes, entre otras formas de microviolencias cotidianas. Las personas no debemos tener un rol pasivo/paciente en relación a nuestra salud; somos seres activos, protagonistas de las luchas diarias con los condicionantes de la vida.  Promover salud implica fortalecer la capacidad de lidiar con estos condicionantes tanto a nivel personal como colectivo.

Exigimos, a quienes se encuentran en estructuras de mayor circulación de poder respecto a la toma de decisiones sobre recursos públicos, que garanticen el cumplimiento de la Ley Nacional de Salud Pública N°26.529, la Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657, la Ley Provincial de Salud Mental N° 9848,     la Ley Nacional N° 22.431. de Protección integral de las personas discapacitadas, la Ley  N° 25.673 del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, la Ley Nacional N° 26.130 de anticoncepción quirúrgica, entre otras.

Este año el tema propuesto por la Organización Mundial de la Salud es: “Cobertura Sanitaria Universal”, en cuanto a la importancia de que todas las personas, sin distinción, tengan acceso a atención y asistencia en su comunidad. La campaña tiene, como uno de sus fines, el de acercar a las personas los centros de salud de las localidades en las que residen.

Frente a esto, reafirmamos la importancia de reforzar la Atención Primaria de la Salud, siendo fundamental la incorporación de Trabajadores Sociales a estos equipos que trabajan de forma directa con las comunidades. Nuestra profesión cuenta con amplia formación teórico-práctica en estos ámbitos y el rol del Trabajo Social sería fundamental para intervenir en los actuales contextos: promoviendo derechos, asistiendo, asesorando, co-gestionando recursos, dilucidando situaciones, reconociendo capitales y estrategias comunitarias, acompañando la búsqueda de soluciones a través de dispositivos participativos, que escuchen a la población y revaloricen sus saberes. Sin embargo, muy pocos Centros de Salud del Departamento San Justo cuentan con Trabajadores Sociales en sus equipos y en algunas instituciones los horarios son sumamente acotados frente a una demanda creciente en el actual contexto de crisis socio-económica.

Dentro de nuestras incumbencias profesionales se encuentra la de intervenir como agentes de salud, así como la de asesorar en el diseño, ejecución, auditoría y evaluación de Políticas públicas vinculadas con los distintos ámbitos de ejercicio profesional, tales como salud y desarrollo social. Es nuestro deber reconocer y visibilizar la actual situación de salud de las comunidades, siendo necesario impulsar proyectos que subsanen desigualdades regionales en relación al acceso a una cobertura de salud de calidad para todes.

En este marco, enfatizamos la importancia de revalorizar los recursos de nuestra nación y el desarrollo de la ciencia, tan afectado frente a los fuertes recortes del CONICET en los últimos años. Creemos que se debe impulsar la investigación local, así como la producción de medicamentos; industria que disminuiría costos a mediano y largo plazo, crearía puestos de trabajo y permitiría garantizar el acceso de grandes grupos de población a tratamientos adecuados.

 Seguiremos apostando a una salud pública, gratuita y de calidad.

POR EL DERECHO A LA SALUD EN TODAS PARTES

 7 de abril Día Mundial de la Salud.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *