Postura del colegio, ante la situación de salud mental en la provincia

Posicionamiento del colegio de profesionales en servicio social de la provincia de córdoba, sobre la situación de salud mental en la provincia.

…” en Salud Mental lo que está en cuestión son los procesos y estrategias de subjetivación, así como los destinos de los Sujetos que padecen sufrimiento psíquico…” esto afirma el Mg. José María Alberdi.

 Por el contrario, analizando particularmente el momento actual en la Provincia de Córdoba, a dos años de sancionarse la Ley Provincial de Salud Mental lo que seguramente todos consideramos como un avance, lo que está en cuestión, es la tensión que provoca el poder político por no acompañar con decisiones estructurales necesarias para toda transformación. Las hegemonías que no están dispuestas a ceder poder, los trabajadores cansados de tantos años de atropello que solicitan por mejoras en sus condiciones laborales y en medio de todo esto el olvido de los Sujetos y la subjetivación.

Las instituciones intermedias en este caso el Colegio de Profesionales en Servicio Social de la Provincia de Córdoba fuimos uno de los actores del movimiento colectivo y participativo que dio origen a la Ley Provincial 9848. En ese contexto histórico analizábamos que el salto cualitativo que presuponía el cambio de paradigma traería aparejada contradicciones, que incidirían en el proceso para alcanzar el verdadero espíritu de la Ley. Pero tal vez ingenuamente creímos en el valor intrínseco que conlleva éste instrumento. No obstante el carácter normativo de la ley nos habilita a solicitar que se cumpla lo expresado en ella y cómo Colegio solicitamos firmemente que se conformen los organismos previstos en la misma ya que darían lugar a los distintos actores para discutir, intercambiar y proponer políticas participativas en salud mental.

Ahora bien tratando de despejar la paja del trigo, si esto fuera posible, volveríamos a lo expresado por el Lic. Alberdi a los fines de no quedar presos en lo denunciado públicamente, noticia lamentablemente nada novedosa ya que venían haciéndolo los profesionales de las distintas instituciones de salud mental desde los años ’90 y el poder político partidario (del que sea) miraba para otro lado.

De acuerdo a las manifestaciones obtenidas, resultan evidentes las dificultades de operativizar lo que a nivel discursivo se enuncia ya que permitiría advertir que aún subyacen prácticas que responden al modelo manicomial.

La situación crítica muestra una tensión entre la demanda y la posibilidad de una respuesta oportuna, es decir hay una adecuación de las personas con padecimiento subjetivo que solicitan atención a lo “que es posible”, quedando relegadas las necesidades de los Sujetos que sufren. Hay un desmembramiento entre las Instituciones, al punto de sentir que las necesidades pueden poner en riesgo los perfiles de las mismas, sin importar quien está sufriendo, no importa la necesidad de ese Sujeto. La posibilidad del trabajo en red del sistema es casi una metáfora en general la comunicación es nula. Y se llega a un punto que hace olvidar las responsabilidades éticas como un espejo de lo que hacen las propias autoridades políticas. Tantas dificultades no permiten evaluar otro aspecto que por primera vez en la vida democrática sucede y es la falta de nombramientos efectivos de las autoridades. Son profesionales “en función de”. Estás irregularidades deslegitiman a la institución Salud Mental en su conjunto, ese funcionamiento “como sí” desmadra, no aporta a la organización.

Gregorio Baremblitt afirma que, “la vida es un proceso de incesante variación y es preciso que las instituciones a nivel de cada uno de sus procesos y resultados acompañe con sus cambios el ritmo de la existencia social”.

Como parte de la sociedad cordobesa señalamos, hay un punto de distracción para que nada cambie y como representantes de los Trabajadores Sociales en primer lugar y de los Sujetos con padecimiento subjetivo en segundo lugar expresamos la necesidad urgente de que FEPUC interceda para  exigir que la problemática que presenta la institución Salud Mental sea considerada en la agenda de la gobernación como una situación grave que debe tener respuesta a la brevedad.

“En una sociedad donde las palabras valen quisiéramos que éstas se vuelvan acciones”.

Un comentario sobre “Postura del colegio, ante la situación de salud mental en la provincia

  • el 10 noviembre, 2012 a las 5:01 am
    Permalink

    Acuerdo plenamente y en coherencia con el contenido de la posición pública de nuestro colegio, esperamos encontrarnos las autoridades y matriculados en funciones operativas en el area, pùblicos o privados, se sumen a la convocatoria acordada el martes 5 de noviembre en la puerta del Hospital San Roque por trabajadores del sector, en oportunidad de movilizarnos desde el Neuro hasta ese lugar, reclamando la reglamentación de la ley 9848, las inversiones que la hagan efectiva (recursos humanos requeridos, nuevos dispositivos necesarios, capacitación oportuna, superar la precarización del personal, etc). Alli se obtuvo una audiencia con el DIRECTOR DE SALUD MENTAL DE LA PROVINCIA, para el próximo jueves 15 de noviembre a las 10 hs, con un grupo de profesionales que representen a las distintas instituciones del área, movilizando a trabajadores, familiares, usuarios para seguir construyendo un espacio de debate, organización y lucha en defensa de los derechos de los pacientes y los trabajadores.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola.
¿En que podemos ayudarte?
Powered by